El fútbol y el riñón, lo que comparten hoy los Galletti