El Gobierno canceló el contrato con Southern Winds