El Gobierno declaró la emergencia

Se aprobó una partida de siete millones de pesos y se destrabó un crédito del BM
(0)
2 de mayo de 2003  

El presidente Eduardo Duhalde reunió anteayer a sus principales ministros para evaluar las inundaciones en Santa Fe y estableció mecanismos de coordinación de esfuerzos, tras lo cual el Gobierno declaró la región como "zona de emergencia".

El encuentro, celebrado en la residencia de Olivos, fue coordinado por el jefe del Gabinete, Alfredo Atanasof. Participaron también el ministro de Economía, Roberto Lavagna, y el secretario de Hacienda, Jorge Sarghini. Allí se aprobó una partida de siete millones de pesos para la provincia, la que había sido pedida por el gobernador santafecino, Carlos Reutemann.

Además, se destrabó un crédito de 120 millones de dólares del Banco Mundial, cuyo plazo de entrega es de un mes. El destino de los fondos será la reconstrucción de la economía local.

Atanasof, en tanto, recibió ayer una llamada del embajador de los Estados Unidos, James Walsh, que le expresó la "solidaridad del pueblo y del gobierno" norteamericanos. Y le anticipó que organizaciones no gubernamentales de su país recolectarán y enviarán ayuda solidaria.

En Olivos estuvieron la primera dama y coordinadora en políticas sociales, Hilda Duhalde, y los ministros de Producción, Aníbal Fernández; de Trabajo, Graciela Camaño, y de Justicia, Juan José Alvarez.

También asistieron el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, teniente general Juan Carlos Mugnolo; el director de Operaciones de la Prefectura Naval, Oscar Arce, y los diputados nacionales por Santa Fe Jorge Obeid y Julio Gutiérrez.

Duhalde anunció que el Gobierno dará "un apoyo masivo para paliar las consecuencias" de la tragedia y confirmó el envío fondos para alimentos, vestimenta, abrigo y medicamentos.

Reconstrucción

El operativo del Gobierno se divide en dos etapas: la de emergencia y la de reconstrucción productiva.

En la Casa Rosada aseguraban ayer que los problemas surgidos por la distribución de la ayuda solidaria, una vez dentro de la provincia, es jurisdicción del gobierno de Reutemann, y que la imposibilidad de los trenes de acceder a la ciudad estaba en manos de la Secretaría de Transportes.

En cuanto al operativo de emergencia se puso en marcha una serie de medidas. Juan José Alvarez fue a Santa Fe para coordinar el operativo de seguridad con la Policía Federal, la Gendarmería y la Prefectura.

El informe del prefecto Arce, en Olivos, indicó que que se registraba un rápido desagüe y que su fuerza había afectado a 250 efectivos y 25 botes.

Mugnolo indicó que puso en funciones a los batallones de ingenieros de Santo Tomé, de Paraná y de Goya, de los cuales se enviaron 16 botes y 25 lanchones y construyeron un puente en la localidad de San Javier.

El II Cuerpo de Ejército, a cargo del general de división Hernán Olmos, destinó además una importante cantidad de cocinas de campaña.

La Fuerza Aérea envió dos aviones de transporte Hércules C-130 para hacer viajes con alimentos, vestimenta y medicamentos.

La cartera de Desarrollo Social es la que aporta esa ayuda y destinó por tren un cargamento de diez toneladas.

Segunda parte del plan

En cuanto a la segunda parte del plan, la de reconstrucción productiva, la principal medida fue declarar a la región "zona de emergencia". Ello tiene efectos impositivos y fiscales para los sectores agropecuarios, industriales, forestal y de servicios.

El Gobierno dispuso que el ministro de Salud, Ginés González García, coordine el operativo desde Santa Fe. Desde Buenos Aires, en tanto, lo encabezarán el ministro del Interior, Jorge Matzkin, y Juan José Alvarez, a través del Sistema Federal de Emergencias, que agrupa a todas las áreas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.