Suscriptor digital

El Gobierno no asumió culpas y analiza qué hacer con TBA

Schiavi no cuestionó a la empresa, pero rescindir la concesión está en análisis
Mariana Verón
(0)
23 de febrero de 2012  

Sólo se montó un comité de crisis al atardecer, en la Casa Rosada. La presidenta Cristina Kirchner se reunió en su despacho, a las 19, con el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, en medio de un clima de fuerte preocupación por las derivaciones que podría tener entre los funcionarios nacionales la tragedia de Once.

En ese momento, la jefa del Estado firmó el decreto por el que declaró dos días de duelo por la tragedia, suspendió los carnavales que había organizado el Gobierno en la avenida 9 de Julio para el próximo fin de semana y anunció que no participará de actividades públicas hasta el martes próximo.

Todavía con pocas pruebas sobre lo ocurrido, en el Gobierno se teme que la tragedia derive en acusaciones en contra de la Casa Rosada. La Presidenta exigió que le llevaran toda la información disponible.

Lo primero que decidió la Presidenta fue mandar a Schiavi a dar la cara. El funcionario dio una conferencia de prensa en la que evitó sembrar dudas sobre la empresa concesionaria del servicio del ferrocarril Sarmiento, TBA, propiedad de Claudio Cirigliano, un empresario con fuertes nexos con la Casa Rosada. Incluso, el presidente de la compañía le hizo llegar a la Presidenta que estaba a su disposición, según contó un allegado al círculo presidencial a LA NACION.

Schiavi sólo sostuvo que se trató de un accidente y prometió que se buscará a los responsables. Había hablado una docena de veces con Cristina Kirchner durante la mañana. Al mediodía, ella lo mandó a dar explicaciones. Algunas fuentes interpretaron el gesto como una ratificación; otras, directamente, como una manera de hacerle pagar los primeros costos.

En su presentación ante los medios, donde no permitió preguntas, Schiavi deslindó responsabilidades de la empresa. Dijo que habían funcionado los controles sobre velocidad y que la formación que impactó en Once había frenado en todas las estaciones anteriores. Habló de que el maquinista tenía "buenos antecedentes", era "joven" y que "estaba descansado", e incluso dijo que la tragedia fue mayor por la "costumbre" de los argentinos de ir "abarrotados" en los primeros vagones para bajar antes. "Si esto hubiera ocurrido ayer, que era un día feriado, seguramente ese coche hubiera impactado y hubiera sido una cosa mucho menor y no de la gravedad que fue hoy, que lo constituyó en un accidente extremísimo (sic)", apuntó.

La Presidenta llegó, pasadas las 18, a la Casa Rosada. El secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, subió minutos después a su despacho, con su tradicional carpeta de tapas de cuero bordó bajo el brazo con el decreto de duelo nacional. La Presidenta suspendió un acto en la Casa Rosada y la presentación del Automovilismo para Todos. No habló en público, pero sobre las 22 -13 horas después del accidente- el Gobierno difundió un mensaje escrito de condolencias: "La Presidenta de la Nación expresa su profundo pesar por la muerte de ciudadanos en la tragedia ferroviaria ocurrida en horas de la mañana de hoy y envía sus condolencias a los familiares de las víctimas", dice el texto.

Cristina Kirchner tenía en carpeta todas las alternativas en función de cómo impacte en el Gobierno la tragedia. Fuentes oficiales sostenían ayer que no había dado aún órdenes de apuntar contra TBA, como quitarle la concesión del servicio. Entre quienes ayer estuvieron con la Presidenta la vieron preocupada por las posibles derivaciones. Una fuente contó a LA NACION que la posibilidad de quitarle a Cirigliano el servicio era complicada en momentos en que el Gobierno intenta recortar el gasto en subsidios y no tendría fondos para hacerse cargo.

Ayer, la Presidenta dejó solo al secretario de Transporte en público. Su superior directo es el ministro de Planificación, Julio De Vido, que se reunió al mediodía con Cristina en la quinta de Olivos, pero se mantuvo en silencio. La jefa del Estado lo autorizó para que no se expusiera. "No hay ninguna decisión tomada sobre el futuro de nadie", explicaban anoche en Balcarce 50 ante el nerviosismo que se vivía en la zona presidencial del primer piso. Por allí pasó al atardecer Schiavi.

El funcionario heredó la gestión de Ricardo Jaime, que se fue en 2009 del Gobierno en medio de las investigaciones en su contra por presunto enriquecimiento ilícito, por el que tiene un pedido de indagatoria. Además, tiene otra causa por supuestas dádivas de empresarios del área del transporte en la que espera el comienzo del juicio oral.

Desde su nombramiento, Schiavi pasó por la anterior tragedia del Sarmiento, en Flores, y varios conflictos gremiales en Aerolíneas Argentinas. La Presidenta lo puso junto a De Vido para que presentaran el recorte de los subsidios al transporte y fue él quien debió encargarse de la entrega de la tarjeta SUBE, entre marchas y contramarchas de la Casa Rosada.

SILENCIO PRESIDENCIAL

La reacción de la Casa Rosada frente a la tragedia en el ferrocarril Sarmiento se pareció mucho a la actitud que la presidenta Cristina Kirchner y su antecesor, Néstor Kirchner, adoptaron frente a anteriores situaciones dramáticas que sacudieron a la sociedad argentina. La constante, en casi todos los casos, fue no exponerse en público.

Durante su mandato, Néstor Kirchner debió atravesar el asesinato de Axel Blumberg y las marchas organizadas por su padre, Juan Carlos, para reclamar más seguridad. "Es un hombre de bien", dijo sobre Blumberg padre, en septiembre de 2004, después de la tercera marcha. Similar actitud tuvo con relación al incendio de Cromagnon, que dejó casi 200 muertos. El entonces presidente habló del caso el 14 de enero de 2005, 15 días después de la tragedia. Expresó sus condolencias, y justificó su demora: "Nunca me verán haciendo escenas o tratando de capitalizar el dolor de los argentinos".

Cristina Kirchner, también mantuvo silencio en las horas y los días que siguieron a distintas tragedias. En diciembre de 2010 ordenó a sus ministros atender a Mauricio Macri cuando el conflicto en el parque Indoamericano ya había durado una semana y costado tres muertos. Hizo silencio en mayo de 2011 luego de la caída de un avión de Sol, que provocó 22 víctimas. Y tampoco habló después de las cuatro muertes en Jujuy por un desalojo de tierras, en julio pasado. Las cenizas que provocaron pérdidas en la Patagonia aparecieron en el discurso presidencial sólo cuando el secretario de la ONU, Ban Ki-moon, se quedó varado en Rosario.

REACCIONES

RICARDO ALFONSÍN

Diputado UCR

"Espero que después de la lamentable tragedia en la terminal ferroviaria de Once, el secretario Schiavi no se niegue a concurrir al Congreso a explicar públicamente las razones de este accidente"

ELISA CARRIÓ

Diputada Coalición Cívica

"Ojalá los argentinos podamos comprender, de una vez por todas, que la corrupción y la impunidad matan, como lo vemos hoy con esta nueva tragedia (...) ya es hora de hablar de la complicidad del Poder Judicial"

FERNANDO SOLANAS

Proyecto Sur

"Nadie en el Gobierno puede hacerse el distraído en esta tragedia. Existen normas que dan piedra libre a las empresas para que hagan lo que quieran"

JORGE TRIACA

Diputado Pro

"Es hora de que Schiavi y el Gobierno se enteren de que la gente viaja mal y sufre robos y accidentes evitables todos los dias. Schiavi debería presentar su renuncia"

MARTÍN SABBATELLA

Diputado Nuevo Encuentro

"Hay que investigar seriamente lo que sucedió en Once, pero es probable que la conclusión sea la misma de siempre: hay que sacarle la concesión a la empresa TBA"

FUERTE REPERCUSIÓN INTERNACIONAL

El tema, en las principales portadas

Como pocas veces en los últimos tiempos, la Argentina fue el tema principal de los diarios más importantes del mundo. La noticia ocupó buena parte de las portadas de las versiones digitales de los diarios, desde The New York Times hasta Folha de S. Paulo. Los principales diarios españoles (El País, El Mundo y ABC) dijeron que los argentinos viajan "como ganado". Además, el sitio de la BBC en español publicó en su portada que la tragedia deja en evidencia "una realidad de rieles envejecidos y mantenimiento deficiente en la red ferroviaria más grande de América latina".

  • EL PAÍS

    España

    Fue la noticia principal del diario español. En una nota de análisis se destaca el "lamentable y peligroso estado de la red de trenes".
  • THE NEW YORK TIMES

    Estados Unidos

    El diario norteamericano dijo que fue la mayor tragedia de una serie de accidentes ferroviarios que ocurrieron el año pasado.
  • CORRIERE DELLA SERA

    Italia

    El accidente en Once fue uno de los cinco temas más leídos por los lectores de la edición digital del diario italiano.
  • FOLHA DE S. PAULO

    Brasil

    Le dio un amplio despliegue fotográfico al accidente. También publicó una nota sobre el "deterioro del sistema de trenes".
  • DIXIT

    "Si esto hubiera pasado ayer [por el feriado], no hubiese sido tan grave"

    "Hay una cultura muy argentina de ir a la punta del tren para bajar antes. (...) Lo cual produjo que el accidente tomara ribetes de tragedia"

    JUAN PABLO SCHIAVI

    Secretario de Transporte

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?