El Gobierno se presentará como querellante y no descartó medidas administrativas