El grupo Cirigliano, también proveedor de los decodificadores digitales del Estado