Drama por las fuertes nevadas en la Patagonia. El invierno que insiste en quedarse