El joven agredido por un patovica padece secuelas neurológicas

(0)
28 de mayo de 2003  • 11:20

El joven Guido Anchuri, agredido en abril último por un "patovica" en una discoteca de Nuñez, fue sometido a una pericia médica por los forenses del Poder Judicial, pues aún padece consecuencias por aquella golpiza.

Así lo revelaron fuentes judiciales, que precisaron que Anchuri, pese a haber recibido el alta médica, "padece problemas neurológicos que le provocan lagunas mentales en las que, incluso, no reconoce objetos de uso cotidiano".

Fuentes cercanas a la representación legal de Anchuri explicaron que el golpe que el patovica le aplicó, mediante una patada de artes marciales, en la cabeza, le dejó secuelas en "la región derecha del cráneo".

Anchuri "debe tomar medicación permanente y sufre de recurrentes pérdidas temporales de memoria", añadieron las fuentes.

El agresor de Anchuri, Miguel Carpinacci, está en prisión, procesado por "homicidio en grado de tentativa", según una resolución del juez de instrucción Ricardo Warley, que está a estudio de la Cámara del Crimen.

Según determinaron el juez y la fiscal Alicia Bugeiro, en la madrugada del 18 de abril último Anachuri, de 19 años de edad, fue agredido con una patada en la nuca en la discoteca El Sublime, ubicada en Manuel Ugarte 1640, de esta Capital.

Sobre la discoteca, las fuentes revelaron que la familia de Anchuri planea realizar una manifestación contra la eventual reapertura del local bailable.

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.