El juez debe resolver hoy si Carrascosa queda preso o libre

Vence el plazo para que se dicte la resolución; hoy es feriado en San Isidro
(0)
15 de mayo de 2003  

Hoy se sabrá si Carlos Carrascosa, detenido desde hace un mes como presunto autor del asesinato de su esposa, María Marta García Belsunce, sigue preso o continúa ligado al proceso contra él, pero en libertad.

Al juez de Garantías de San Isidro Diego Barroetaveña se le vence hoy el plazo para resolver el pedido de prisión preventiva contra el viudo realizado el sábado último por el fiscal de Pilar Diego Molina Pico, que dirige la investigación por el homicidio ocurrido el 27 de octubre último en el country Carmel.

Pese a que hoy es el día de San Isidro Labrador, una fecha que se computa como feriado para la actividad pública en el distrito, fuentes judiciales explicaron a LA NACION que, aun cuando suele ser una jornada de receso en los tribunales, Barroetaveña deberá dar su resolución en término, ya que los plazos procesales en los casos en los que hay personas detenidas son improrrogables. No obstante, otras fuentes del distrito conjeturaron que, como consecuencia del día feriado, el juez sólo haría público su fallo para las partes mañana a primera hora.

Como en las resoluciones anteriores, desde el juzgado de Barroetaveña no se escapó ni el más leve indicio de cuál será la posición que adoptará el magistrado. Como ya se había anunciado, el juez debe dar respuesta tanto al pedido de Molina Pico como al de los abogados Marcelo Nardi y José Licinio Scelzi, defensores del viudo, que incluso antes del dictamen del fiscal de Pilar habían solicitado la libertad por falta de mérito -es decir, ni sobreseído ni detenido, aunque bajo proceso- para Carrascosa.

Los abogados del viudo sostienen que en el expediente no existen pruebas suficientes como para considerar, aun en esta etapa del proceso, a Carrascosa como presunto autor material del homicidio. Los defensores fueron más allá, pues mientras el esposo de la víctima estaba preso pidieron que el ex vecino de Carmel Nicolás Pachelo - "el" sospechoso, según la familia- sea llamado a prestar declaración indagatoria. Nardi y Scelzi sostienen que está probado que Pachelo mintió cuando dijo que no estaba en el country a la hora del crimen y que, incluso, fue visto por tres testigos muy cerca de la casa del matrimonio Carrascosa-García Belsunce en el preciso instante en el que María Marta iba hacia su casa en bicicleta, minutos antes de ser asesinada.

Molina Pico, en cambio, considera que desde que pidió la detención del viudo hasta el sábado último, cuando reclamó la prisión preventiva, arrimó al expediente nuevas y vigorosas pruebas que, en este estadio procesal, configuran un cuadro de sospecha suficiente como para tener a Carrascosa como el presunto autor del homicidio.

El reclamo del juez

Un mes atrás, Barroetaveña aceptó el pedido de detención del viudo, aunque le advirtió al fiscal que, pese a que había elementos para sospechar de Carrascosa, persistían en la causa otras líneas de investigación que no habían quedado abortadas.

Se sabe que para Molina Pico Carrascosa mintió cuando dijo que a la hora del crimen estaba viendo un partido de fútbol; dio crédito a media decena de testigos que situaron al viudo, entre las 18 y las 19 del día del crimen, en el club house de Carmel. También, para el fiscal es un hecho que los orificios de bala en la víctima habrían sido obturados, en un intento por ocultarlos.

Para la defensa, en cambio, otra media decena de testigos niega la versión del club house y descarta la hipótesis del pegamento sobre la base del testimonio del forense que hizo la autopsia y porque los peritajes no son concluyentes en cuanto a la presencia del adhesivo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.