En un cybercafé de Recoleta. El médico detenido por presunto abuso sexual a un menor se declaró inocente