El Ministerio de Salud, paralizado tras los anuncios