El núcleo urbano crece continuamente

(0)
28 de mayo de 2003  

Seis décadas de historia porteña les dan la razón a sus habitantes para creer que tal asentamiento -en pleno centro de la ciudad- es inamovible. Hoy, la Villa 31 y su hermana menor, la 31 bis, cuentan con más de 13.300 habitantes, según surge del último censo del Gobierno de la Ciudad. En 1998, eran 9442.

La villa se divide en cinco barrios: YPF, Comunicaciones, Güemes, Inmigrantes y Autopista. Además de la 31 bis. El sector más cercano a la terminal de ómnibus es el barrio Güemes. Allí están las casas más altas: el crecimiento de la cantidad de habitantes y la falta de espacio para instalarse derivó en que muchos construyeran hacia arriba. Hay viviendas de hasta cuatro pisos.

El crecimiento poblacional y la construcción de la autopista Illia, a mediados de los años 90, desplazó a cientos de moradores de la villa. Esto fue el origen de la Villa 31 bis. Pero los límites del asentamiento se corren todos los días. Quienes circulan por la Avenida del Libertador hacia el Norte -y toman a la derecha el atajo que constituye una vía de salida rápida hacia Libertador a la altura de Austria- se sorprendieron cuando vieron unas casillas. ¿Estaremos hablando de la Villa 31 III?

Las autoridades se valieron de distintas tácticas. Pero no consiguieron desalojar los terrenos más caros de la ciudad. Desde el clientelismo político hasta el desalojo compulsivo. Nada dio resultado.

Durante el proceso, las topadoras barrieron con la villa. En 1995, el intendente menemista Jorge Domínguez apeló a las indemnizaciones para que sus habitantes abandonaran el lugar. Cuando la autopista creció, violentos operativos desalojaron a gran parte de la población.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.