El papa Francisco llamó a "no dejarse engañar por falsos salvadores"