El patovica que dejó en coma a un joven apuntó contra la policía