El proyecto de llevar fiscales a los barrios fue postergado