El "rey de la Patagonia" ocupó tierras británicas