El robot Curiosity halló indicios de agua salada en Marte