El sacerdote de la Villa 21 dijo que recibió amenazas con anterioridad