El sismo se sintió con fuerza en distintas provincias: los vecinos se autoevacuaron

Hubo daños en Mendoza, Córdoba, Tucumán y San Juan según los corresponsales de LA NACION; el temblor tuvo epicentro en Chile
(0)
16 de septiembre de 2015  • 20:37

El fuerte sismo de 8,3 grados en la escala Ritcher que tuvo epicentro en Chile repercutió con distintos grados de fuerza en distintas provincias argentinas: Mendoza, San Juan, Córdoba y Tucumán fueron las más afectadas.

El sismo se sintió cerca de las 19.55 y se extendió durante dos minutos. Vecinos de la ciudad de Mendoza contaron a LA NACION que se sacudieron diversos objetos, entre ellos muebles y artefactos eléctricos. La provincia se paralizó con el fuerte terremoto, pero no hubo que lamentar víctimas mortales ni grandes daños materiales, aunque sí desprendimientos de mampostería y cortes de luz.

Según explicaron desde el Ministerio de Seguridad, no hubo derrumbes ni víctimas mortales, pero sí se registraron desprendimientos en algunas casas del departamento de Las Heras y en túneles en la Alta Montaña, camino al vecino país. Las comunicaciones telefónicas en la zona -especialmente por celular- fallaban después de las 20 y cerca de las 21 aún no se habían restablecido. Asimismo, desde el Gobierno solicitaron no saturar la línea de emergencia 911 para solicitar datos del temblor sino para urgencias.

El gobernador de Mendoza, Francisco "Paco" Pérez se expresó a través de Twitter para informar que funcionan con normalidad el suministro eléctrico y de gas, así como el Transporte Público. Según informó el diario MDZ Online, mientras se evalúan los daños ocurridos, permanecerá cerrado el aeropuerto de Mendoza, ubicado en la localidad de El Plumerillo.

El mismo medio dice que como consecuencia del terremoto una vivienda se derrumbó en el barrio 5000 Lotes. Los ocupantes alcanzaron a escapar y no habría heridos.

Illapel está a la altura de Mendoza y San Juan por el lado chileno y allí fue el epicentro; al tener la misma latitud que Córdoba se sintió muy fuerte y durante un minuto y medio. En la zona peatonal la gente se paraba a preguntarse qué es lo que estaba pasando. En la zona céntrica de Córdoba la gente comenzó a salir de los locales y en los edificios, los vecinos bajaron de sus departamentos.

Las redes sociales siguen siendo el eje de los comentarios tanto del primer sismo como de las réplicas que, desde las 20, se percibieron al menos en dos oportunidades con fuerza.

Cada una de las réplicas, más de cinco, se percibieron de manera notable y no permitían lograr la tranquilidad ciudadana en Mendoza. "No puedo más, estoy muy ansiosa y temo por mis padres, que están solos", se lamentaba Florencia, una joven estudiante mendocina que esperaba en una parada de micros céntrica poder regresar a su hogar.

El Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile informó que el movimiento telúrico duró "más de un minuto" y se sintió "en gran parte del país" trasandino, con epicentro a 36 kilómetros al oeste de Canela Baja.

"Da miedo no saber cuando viene el coletazo final"

Al igual que Mendoza, la provincia de San Juan suele sufrir el rebote de los terremotos provenientes de Chile. Alberto, padre de familia, habló con LA NACION desde la provincia sanjuanina y contó cómo se vivió el sismo: "Estaba con mi señora en un Easy y se sintió realmente fue muy fuerte. El edificio empezó a temblar alrededor de las 20, y hubo que evacuar. La verdad que salió todo bien y pudimos irnos todos caminando".

Alberto explicó que el mayor miedo que tiene la gente es "no saber cuando viene el coletazo final". A su vez, explicó que los sismos "normalmente son progresivos y van in crescendo" y que de hecho "todavía hay replicas".

Alberto también le comentó a LA NACION, que "gracias a Dios no hubo pánico en la ciudad y que el tráfico era bastante ordenado".

Informe de Gabriela Origlia y Pablo Mannino

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.