Propuesta cultural en la Capital. El teatro, en clubes de barrio