El escenario. El tiempo de cómputo es dinero