El valle de Las Leñas mantiene su clientela