Detrás de la escena: el trabajo de un funcionario diferente. El verdadero guardián de las plazas que vela por las hamacas y toboganes