En apenas dos días llovió más que el promedio de todo agosto