En EE.UU. y Canadá, las experiencias más positivas