En el Este, la música electrónica funciona como estimulante