En el turismo brasileño ya hablan de un "efecto Argentina"

Lanzan planes de emergencia ante la caída en las reservas de los argentinos
(0)
29 de diciembre de 2001  

Tantos dolores de cabeza despiertan las cancelaciones que llegan desde nuestro país que en Florianópolis ya hablan de un "efecto Argentina", según consignan los diarios brasileños. Si bien los cupos están casi llenos para el próximo fin de semana, los empresarios brasileños de la industria turística temen por lo que podría pasar después, agregan los medios.

En principio, una mayoría de turistas provenientes de San Pablo y Rio Grande do Sul coparon las reservas para la fiesta del 31 de diciembre. Temor por los viajes al exterior y un dólar alto (cotiza a 2,32 reales) hicieron que las proyecciones de turismo interno crecieran un 30 por ciento respecto del año último. Pero sólo hasta el 3 de enero.

Después, en Florianópolis estudian cómo hacer para tapar el vacío que generará el turismo argentino.

En una zona acostumbrada a remarcar precios ante la llegada en masa de extranjeros con mayor capacidad adquisitiva que los turistas locales (bondades que da el tipo de cambio), este año los hoteleros de Santa Catarina (donde está situada Florianópolis) debieron contenerse.

Habitualmente, cada fin de año los precios aumentan en la isla hasta un 60 por ciento. Esta vez, ante la demanda interna y la caída externa, en Florianópolis debieron abstenerse. Por eso, creen, se colmó el cupo para fin de año.

"Superó nuestras expectativas", confesó Fabio Souza, recepcionista del Hotel Tropicanas, de Canasvieiras, al diario gaúcho Zero Hora.

El dilema arranca después, el 3 de enero. Para entonces, en Brasil calculan que las reservas de argentinos caerán entre un 30 y un 50%.

Así, entre que no pudieron remarcar para el turismo brasileño y que los argentinos llegarán en un número mucho menor al esperado, la economía catarinense se verá seriamente afectada. Para evitarlo, el gobierno de Santa Catarina decidió invertir 550.000 reales (alrededor de 235.000 dólares) en promoción turística para enero y febrero.

Básicamente, el público al que estará destinada la campaña publicitaria será brasileño. Los operadores lo ven como una "salida de emergencia ante los daños causados por las cancelaciones de los argentinos", como definió el Diario Catarinense.

El público al que dirigirán la campaña será de San Pablo (el mayor mercado local), Río de Janeiro y los tres Estados del Sur: Santa Catarina, Paraná y Rio Grande do Sul.

Pero, eso sí, deberán ofrecer promociones que harán no sólo que los precios no aumenten, sino, peor, que desciendan.

"La situación es preocupante. Los precios van a caer", analizó Volner Koch, presidente de la rama catarinense de la Asociación Brasileña de la Industria Hotelera (ABIH/SC).

Las cancelaciones de argentinos obligaron a Brasil a tapar un hueco vital para la economía local. Para ello, no aumentaron los precios y se vieron obligados a invertir un dinero que no tenían pensado utilizar.

A estas alturas está claro que el "efecto Argentina", como fue denominado por algunos operadores, provoca serios trastornos en la industria turística brasileña.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.