Ir al contenido
La elefanta Mara que vidió durante 25 años en el zoológico porteño, (hoy Ecoparque) fue trasladada a un santuario en Brasil

En fotos: el espectacular viaje de cuatro días de Mara, la elefanta que viajó hasta Brasil para mejorar su calidad de vida

La elefanta Mara que vidió durante 25 años en el zoológico porteño, (hoy Ecoparque) fue trasladada a un santuario en BrasilTomás Cuesta / Ecoparque
LA NACION
La elefanta Mara al arribar al santuario en Brasil
La elefanta Mara al arribar al santuario en BrasilEcoparque
La elefanta Mara, oriunda de la India, emprendió este sábado su viaje desde Buenos Aires hacia un santuario en Brasil para mejorar su calidad de vida
La elefanta Mara, oriunda de la India, emprendió este sábado su viaje desde Buenos Aires hacia un santuario en Brasil para mejorar su calidad de vidaTomás Cuesta / Ecoparque
Mara tiene entre 50 y 54 años y pasó la primera parte de su vida como atracción de circo hasta que en 1995 la trajeron al desaparecido zoológico de la capital argentina, convertido ahora en Ecoparque, donde tenía su hábitat
Mara tiene entre 50 y 54 años y pasó la primera parte de su vida como atracción de circo hasta que en 1995 la trajeron al desaparecido zoológico de la capital argentina, convertido ahora en Ecoparque, donde tenía su hábitatTomás Cuesta / Ecoparque
El viaje de unos 2.000 km estaba programado desde enero y se realiza pese a la pandemia del COVID-19, pero cuenta con un protocolo específico para proteger al animal y al equipo técnico del coronavirus.
El viaje de unos 2.000 km estaba programado desde enero y se realiza pese a la pandemia del COVID-19, pero cuenta con un protocolo específico para proteger al animal y al equipo técnico del coronavirus.Tomás Cuesta / Ecoparque
Debido a la pandemia, dos equipos técnicos participarán del traslado, uno perteneciente al Ecoparque que la acompañará hasta la frontera argentina donde otro del santuario tomará la posta para el resto del viaje.
Debido a la pandemia, dos equipos técnicos participarán del traslado, uno perteneciente al Ecoparque que la acompañará hasta la frontera argentina donde otro del santuario tomará la posta para el resto del viaje.Tomás Cuesta / Ecoparque
En un operativo que llevó unas tres horas en el Ecoparque, en el barrio capitalino de Palermo, la elefanta fue subida a una enorme caja especialmente preparada para su traslado
En un operativo que llevó unas tres horas en el Ecoparque, en el barrio capitalino de Palermo, la elefanta fue subida a una enorme caja especialmente preparada para su trasladoTomás Cuesta / Ecoparque
Mara recibió mucho cariño de parte de sus cuidadores antes de ser trasladada
Mara recibió mucho cariño de parte de sus cuidadores antes de ser trasladadaTomás Cuesta / Ecoparque
Quienes se ocuparon de ella durante muchos años se despiden antes de que la enorme caja que la trasladará sea cerrada
Quienes se ocuparon de ella durante muchos años se despiden antes de que la enorme caja que la trasladará sea cerrada Tomás Cuesta / Ecoparque
Una mezcla de tristeza y alegría por su partida, quienes las cuidaron y alimentaron durante muchos años saben que Mara al fin podrá tener una vida al aire libre y en el hábitat que corresponde
Una mezcla de tristeza y alegría por su partida, quienes las cuidaron y alimentaron durante muchos años saben que Mara al fin podrá tener una vida al aire libre y en el hábitat que correspondeTomás Cuesta / Ecoparque
La enorme caja fue retirada del ecoparque y colocada en un camión con la ayuda de una grúa
La enorme caja fue retirada del ecoparque y colocada en un camión con la ayuda de una grúaTomás Cuesta / Ecoparque
"Desde que comenzamos la transformación del Ecoparque estamos esperando este momento. Estamos todos muy movilizados, conmovidos, como cada vez que derivamos un animal. Vamos a extrañar mucho a Mara pero sabemos que es el mejor destino para ella"
"Desde que comenzamos la transformación del Ecoparque estamos esperando este momento. Estamos todos muy movilizados, conmovidos, como cada vez que derivamos un animal. Vamos a extrañar mucho a Mara pero sabemos que es el mejor destino para ella"Tomás Cuesta / Ecoparque
El camión partió pasadas las 18H00 locales hacia su destino final en la Chapada dos Guimaraes, la ciudad donde se encuentra el santuario de elefantes de unas 1.200 hectáreas en el Mato Grosso
El camión partió pasadas las 18H00 locales hacia su destino final en la Chapada dos Guimaraes, la ciudad donde se encuentra el santuario de elefantes de unas 1.200 hectáreas en el Mato GrossoTomás Cuesta / Ecoparque
Durante las distintas paradas en el camino, Mara, se convirtió en un atractivo que atrajo a los lugareños
Durante las distintas paradas en el camino, Mara, se convirtió en un atractivo que atrajo a los lugareñosTomás Cuesta / Ecoparque
La elefanta se alimenta con 1.000 kilos diarios de verduras, forrajes y cañas. Pesa unos 5.500 kilos, mide 5 metros de largo, 2 metros de ancho y 3 metros de alto.
La elefanta se alimenta con 1.000 kilos diarios de verduras, forrajes y cañas. Pesa unos 5.500 kilos, mide 5 metros de largo, 2 metros de ancho y 3 metros de alto.Tomás Cuesta / Ecoparque
Durante el trayecto fue alimentada, mimada y aseada para hacer que su traslado sea más agradable
Durante el trayecto fue alimentada, mimada y aseada para hacer que su traslado sea más agradableTomás Cuesta / Ecoparque
Su destino final es la Chapada dos Guimarães, la ciudad donde se encuentra el Santuario de Elefantes en el Mato Grosso.
Su destino final es la Chapada dos Guimarães, la ciudad donde se encuentra el Santuario de Elefantes en el Mato Grosso.Tomás Cuesta / Ecoparque
El viaje dura entre 3 y 4 días, por lo que se hacen varias paradas en el camino, y en cada parada Mara sorprende a los lugareños
El viaje dura entre 3 y 4 días, por lo que se hacen varias paradas en el camino, y en cada parada Mara sorprende a los lugareñosTomás Cuesta / Ecoparque
Mara viaja despierta y no puede abandonar la caja en ningún momento, es monitoreada en forma permanente por parte del equipo técnico que le ofrece compañía, le habla, le hace mimos y le brinda agua y alimentos.
Mara viaja despierta y no puede abandonar la caja en ningún momento, es monitoreada en forma permanente por parte del equipo técnico que le ofrece compañía, le habla, le hace mimos y le brinda agua y alimentos.Tomás Cuesta / Ecoparque
En Concordia, Entre Ríos, y en Santa Ana, Misiones, pasó la noche, y cada dos o tres horas, el camión se detiene para chequear su estado.
En Concordia, Entre Ríos, y en Santa Ana, Misiones, pasó la noche, y cada dos o tres horas, el camión se detiene para chequear su estado.Tomás Cuesta / Ecoparque
La elefanta hizo Aduana en Foz de Iguazú y avanza por rutas brasileñas, ya no está en suelo argentino y se acerca a su destino final
La elefanta hizo Aduana en Foz de Iguazú y avanza por rutas brasileñas, ya no está en suelo argentino y se acerca a su destino finalTomás Cuesta / Ecoparque
Al finalizar los trámites aduaneros, el equipo de veterinarios y cuidadores se despidieron de Mara y entregaron toda la documentación y monitoreos al equipo del Santuario de Elefantes quienes la acompañarán en adelante en su recorrido por las rutas de Brasil, y en su destino final.
Al finalizar los trámites aduaneros, el equipo de veterinarios y cuidadores se despidieron de Mara y entregaron toda la documentación y monitoreos al equipo del Santuario de Elefantes quienes la acompañarán en adelante en su recorrido por las rutas de Brasil, y en su destino final.Tomás Cuesta / Ecoparque
Mara comienza una nueva vida en tierra brasileña
Mara comienza una nueva vida en tierra brasileñaSofia Lopez Mañan / Ecoparque

Fotos: Tomás Cuesta / Ecoparque

La elefanta Mara al arribar al santuario en Brasil
La elefanta Mara al arribar al santuario en BrasilEcoparque
La elefanta Mara al arribar al santuario en Brasil
La elefanta Mara al arribar al santuario en BrasilEcoparque

Edición fotográfica: Fernanda Corbani

LA NACION
Cargando banners ...