Verano 2004: los galeses sumaron otra tradición. En Gaiman no se olvidan de Lady Di