En Italia crece la solidaridad por la crisis