Preocupación de los vecinos: una infracción reiterada. En la ciudad hay 30.000 carteles que invaden ilegalmente la vía pública