En Mar del Plata eligieron el sol y la playa para olvidarse de los problemas

Como llegaron pocos turistas, en el balneario se vivió una Navidad familiar
(0)
26 de diciembre de 2001  

MAR DEL PLATA.- "Menos mal que a los marplatenses nos queda la playa y el mar para olvidarnos, aunque sea por unas horas, de lo mal que están las cosas en la Argentina", dijo a LA NACION Gabriela Novoa, vecina de la ciudad, mientras con una tenue sonrisa en el rostro miraba cómo sus niñas jugaban en la orilla de uno de los balnearios situados al norte de La Perla.

La mujer, como miles y miles de residentes, eligió ayer la costa para pasar la Navidad en familia, aprovechando que el sol pegó muy fuerte desde temprano, en un cielo que se mantuvo despejado durante toda la jornada. La temperatura llegó a los 29 grados y sólo al atardecer se hizo sentir una fresca brisa que sirvió de pretexto para tomar unos mates junto al mar.

Tal como sucedió durante la Nochebuena, los marplatenses se tomaron con mucha calma esta Navidad y, en sintonía con la situación general del país, los festejos fueron muy sobrios, lo que provocó, por añadidura, una marcada caída en la actividad comercial, que en promedio arañó el 30 por ciento respecto de lo sucedido el año último.

Tampoco se registró una llegada importante de turistas, por lo que el balneario lució en familia. En este escenario, los accidentes provocados por el uso de la pirotecnia fueron muy pocos, al igual que los causados por corchos de botellas.

En síntesis, la Navidad pasó por estas playas silenciosamente, hamacada apenas por las olas del mar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.