En Mendoza dicen que les sobran reclusos

Hay hacinamiento en los penales
(0)
5 de diciembre de 2001  

MENDOZA.- Con el fin de disminuir el hacinamiento de las penitenciarías de la provincia, el gobierno mendocino promoverá una demanda ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para que el Estado nacional traslade a 300 reclusos que cometieron delitos federales y permanecen alojados en cárceles locales.

El argumento es que parte de la saturación de la penitenciaría de Mendoza, la granja penal de Lavalle y la cárcel de Encausados de San Rafael se debe a que condenados y procesados en el fuero federal ocupan espacios en penales reservados para procesados por la justicia provincial. La aspiración de Mendoza es que los 300 reclusos sean enviados a unidades penitenciarias de otros puntos del país.

"Es necesario oxigenar el penal provincial por el respeto de los derechos humanos de los internos de Mendoza", dijo ayer el ministro de Justicia y Seguridad, Leopoldo Orquín, quien informó que la semana próxima se presentará un recurso de amparo ante la Corte. Actualmente hay casi 1600 internos alojados en un edificio construido en 1900 con capacidad para 400 personas.

Paralelamente, Mendoza reclamará al gobierno nacional una deuda de más de 10 millones de pesos por el pago del alojamiento de los reclusos del ámbito federal en las cárceles locales.

Con estas acciones, el gobierno pretende hacer frente a reclamos de internos y organizaciones de derechos humanos que protestan por las condiciones de hacinamiento en que viven especialmente en los penales de Mendoza y San Rafael. Fueron estas malas condiciones de vida los detonantes de uno de los más graves motines del penal provincial, ocurrido entre el 3 y el 5 de marzo de 2000.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.