Una tendencia que comenzó hace un lustro y sigue en alza. En menos de un año se abrieron más de 100 albergues