El homicidio de la catequista. En Pilar los vecinos viven atemorizados