En Puerto Madero Este se palpa la reactivación

Aumenta el interés de compradores y proliferan las obras
Cynthia Palacios
(0)
29 de mayo de 2003  

Parece otra ciudad. Con otro ritmo y un paisaje diferente. Basta cruzar el río para que el aire cambie. Puerto Madero Este se reactiva. A pesar de la crisis.

Es el más reciente barrio porteño. El número 47, para ser precisos. Está a cinco minutos del microcentro, detrás de la movida de Puerto Madero Oeste, su mellizo más conocido. El metro cuadrado de los edificios residenciales oscila entre 1200 y 2000 dólares para la compra y ronda los 20 pesos en el caso de los alquileres.

Después de casi tres años de paralización, se vuelve a construir en la zona. A pesar de la falta de financiación, los inversores quieren tentar a compradores con dinero en el exterior. Quieren convencerlos de que el metro cuadrado en esa área está accesible. Un sondeo por las principales inmobiliarias de la zona demuestra que los interesados no son pocos.

Empresarios que trabajan en la zona, matrimonios jóvenes que quieren estar cerca de la ciudad, pero lejos del ruido, y hasta quienes sólo buscan invertir en inmuebles conforman el perfil de los interesados en la última adquisición del mapa porteño.

Según dicen en la Corporación Antiguo Puerto Madero, el proyecto con mayor repercusión es el encarado por la desarrolladora Raghsa. Cruzando el río, levantará tres torres de 44 pisos cada una (con cuatro departamentos por piso, tres piscinas, cocheras y demás servicios). Con una inversión estimada en 50 millones de dólares, sin contar el precio del terreno adquirido en 1998.

El emprendimiento será bautizado Le Parc Towers Puerto Madero, nombre tomado del emprendimiento más notable de este desarrollador: la torre de Palermo que cuenta con 50 plantas, la más alta de América del Sur. Se estima que llevará un año y medio levantar la primera torre y el ritmo de construcción de las otras dos dependerá de la velocidad con la que se venda la primera.

También se retomaron las obras del proyecto El Porteño, un edificio por reciclar en el Dique 2, con un target muy determinado: el grupo inversor tiene como cara visible al ex empresario de la indumentaria Alan Faena.

Las constructoras Caputo y Chacofi se unieron con la Unión Obrera de la construcción (Uocra) para terminar, antes de fin de año, las obras de un edificio de departamentos llamado Madero Plaza, que se comercializa en 1500 dólares el metro cuadrado.

El grupo Perelmuter construye la Torre El Faro, cuya altura es de 170 metros más alta que Le Parc. Repsol YPF ya comenzó a levantar su edificio insignia en el extremo norte del Dique 3. La obra estuvo paralizada durante dos años y ahora se están construyendo los cimientos del edificio diseñado por Cesar Pelli , de 35 pisos , en cual trabajaran 1500 personas.

La Universidad Católica Argentina pidió autorización a la corporación para poner en valor la fachada del último dock correspondiente a Dique 2.

En noviembre de 1989, mediante un convenio entre el Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Nación, la Municipalidad de Buenos Aires y la Secretaría General de la Presidencia de la Nación, se creó la Corporación Antiguo Puerto Madero SA Se le transfirió el dominio del área y se le dio el poder para poder llevar adelante su desarrollo urbano.

Ideas para asesorar

En junio de 1991, la Corporación Antiguo Puerto Madero SA suscribió un convenio con la Municipalidad de Buenos Aires y la Sociedad Central de Arquitectos convocando al Concurso Nacional de Ideas para Puerto Madero.

Con la intención de incorporar más verde, en 1994, la Corporación firmó un convenio con la Sociedad Central de Arquitectos para la organización y realización del Concurso Nacional de Anteproyectos para las Nuevas Areas Verdes para Puerto Madero y la Revitalización y Puesta en Valor de la Costanera Sur.

El desarrollo de Puerto Madero le permitió a la Corporación Antiguo Puerto Madero incorporar el know how para proyectarse internacionalmente: asesora a proyectos de desarrollo urbano en Brasil, Paraguay, Chile, Irlanda y República Dominicana.

La empresa portuaria Valparaíso, en Chile, contrató los servicios de consultoría de la corporación para abrir un espacio de comunicación entre el mar y la ciudad de Valparaíso, además de la realización de actividades recreativas y turísticas.

En el puerto de Santos, Brasil, la corporación asesoró la reconversión del área portuaria, donde se generó la protección del patrimonio histórico generando un polo cultural, comercial y turístico. El gobierno municipal de Asunción requirió sus servicios de asesoramiento para el mejoramiento integral de la franja costera del río Paraguay, de 1700 hectáreas de superficie. Como el área concentra zonas inundables y afecta a unos 55.000 habitantes, el programa incluye defensas contra las crecidas, relocalización de evacuados y desarrollo residencial.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.