En Rosario admiten que se financia a hinchas violentos