En Rosario, otros se fugaron por un túnel