En Uruguay aceptarán tarjetas de débito

Procuran atenuar la falta de efectivo de los turistas argentinos; operativos de seguridad en las rutas más transitadas
(0)
15 de diciembre de 2001  

PUNTA DEL ESTE.- El gobierno y los operadores privados uruguayos buscan aplicar el refrán de "al mal tiempo buena cara" para contrarrestar el impacto negativo generado por la crisis económica y la incertidumbre que se vive en la Argentina, y tratan de ampliar cada día la red de servicios y facilidades para los turistas que quieran tomar sus vacaciones en las playas orientales.

La oferta consiste en un paquete que contiene tranquilidad, seguridad, descanso y placer; algo que se logra con una mezcla de sol y buenas playas, bajo nivel de stress, seguridad pública, aire sin contaminación y escaso "riesgo país". Pero eso, que para un turista argentino podría ser tentador, no alcanza para sortear los problemas que éstos tienen por restricciones a los movimientos de dinero.

Entonces, los planes de estos días se enfocaron a generalizar la aceptación de tarjetas de créditos, de débito bancario e incluso hasta ofrecer asistencia médica "inmediata y gratuita".

En ese sentido, los ministerios de Turismo y de Salud Pública y la Federación Médica del Interior (FEMI) firmaron el jueves último un convenio en el que se comprometen a dar cobertura de asistencia en las carreteras más transitadas, en casos de accidentes. Para eso se dispondrá de "unidades móviles o ambulancias, y el personal técnico correspondiente". En Maldonado participarán del plan unidades de Cardiomóvil y el sanatorio Mautone para la asistencia de los usuarios accidentados.

Ese servicio está comprendido en el plan Verano Seguro que comenzó a regir desde ayer y se extenderá hasta el 31 de marzo y abarcará las diez rutas nacionales más transitadas durante la temporada de playas.

En materia de seguridad, el plan Verano Seguro comprende un refuerzo de policía en los balnearios y la participación por primera vez de agentes entrenados para apoyar a los turistas. Esta semana también se informó que la policía caminera y las jefaturas de policía locales trabajarán en un plan de seguridad en rutas y caminos nacionales para dar respuesta rápida ante problemas de tránsito tales como congestionamientos, obstaculización de rutas por vehículos con fallas mecánicas o accidentes, para lo cual se contará con apoyo de un avión y un helicóptero.

Para que los argentinos no tengan problemas por la falta de efectivo, el Ministerio de Turismo sigue coordinando la firma de convenios para la extensión del uso de tarjetas de créditos en diversos servicios. Ya se incluyeron a McDonald´s, garrafas de supergás (Acodike y Riogás), Casinos del Estado, estacionamientos tarifados, agrupamientos de taxímetros, Buquebús, Asociación de Escribanos, Asociación de Inmobiliarias de Punta del Este, supermercados (Disco, Devoto y Tienda Inglesa), estaciones de venta de combustibles y amarras y servicios en los puertos deportivos.

También se acordó con las gremiales de operadores turísticos de Rocha (La Paloma, Cabo Polonio, etc.) y de Canelones (Atlántida, Parque del Plata, entre otros balnearios) que se acelere la afiliación masiva a Visa de los comercios de esos departamentos.

Mientras, se sigue trabajando para lograr convenios con la Asociación de Abogados, la Asociación de Arquitectos y los operadores de peajes, para poder efectuar el pago con tarjetas de crédito.

Problemas con los billetes

Una dificultad para los argentinos es que prácticamente no se aceptan billetes de ese país, debido a los problemas para convertirlos a dólares en Buenos Aires. Sin embargo, mientras hace unos días la cotización del peso argentino estaba a 0,50 dólar, ha ido subiendo y ayer quedó en pizarras a US$ 0,74.

Las perspectivas de la temporada no son claras. Después de los atentados terroristas de septiembre, los funcionarios del gobierno y los operadores turísticos pensaron que los turistas de la región priorizarían las cercanías.

En relación con las restricciones sobre movimiento de dinero argentino se actuó con las facilidades de pago con tarjetas y se vio que en eso había ventajas frente a Brasil.

No obstante, la incertidumbre sobre el desenlace de la crisis económica argentina pesa en el ánimo de los empresarios del sector.

"Está todo listo para recibir a los turistas y ofrecerles tranquilidad, seguridad y diversión; el asunto es que los argentinos se animen a venir", aseguran los operadores locales con mayor olfato, mientras intensifican la publicidad en los medios de la Argentina.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.