Opinión. ¡Era tan normal!