“Es peor a que me metan preso”, dijo Pachelo

La madre planificó su suicidio para que no fuera confundido con un asesinato
(0)
31 de mayo de 2003  

Nicolás Pachelo, el ex vecino del country Carmel al que la familia de María Marta García Belsunce apunta como sospechoso del crimen de la mujer, dijo que nadie tiene derecho a haberle imputado el crimen. "Esto es peor a que me metan preso por el resto de mi vida", enfatizó muy alterado.

Silvia Magdalena Ryan, la madre de Pachelo, se suicidó anteayer al arrojarse desde el departamento en el que vivía, situado en un undécimo piso de un edificio de Retiro.

Si bien no quiso mencionar públicamente a los García Belsunce, Pachelo sólo advirtió, entre llantos: "No puedo digerir esto, no lo puedo creer, tengo un dolor en el alma... Esta gente no tiene derecho a hacer lo que hizo, meterme a mí, haber tratado de meter a mi mujer" en el caso. "Hicieron lo imposible para meterme, quisieron pagar para meterme, la prensa no ayuda" porque "por un puntito de rating, hace cualquier cosa", añadió.

Sobre su madre, dijo: "Hace cinco meses se estaba tratando con medicación, decía que no quería seguir viviendo con estas injusticias. No pudimos hacer absolutamente nada" por salvarla, dijo, y luego cortó la comunicación telefónica que mantenía con la radio FM Hit.

Ryan, antes de arrojarse hacia un patio interno del segundo piso, planeó su suicidio de forma que no fuera confundido con un homicidio. En ese sentido ató toallas a los picaportes de las puertas, las que cerró por dentro para que no quedaran dudas de que alguien pudo salir de la casa luego de su muerte. Además, según trascendió, las tres cartas en las que se despide de su familia y se dirige al fiscal de Pilar Diego Molina Pico estaban fechadas un día antes del suicidio.

Una de las cartas mencionaba como responsable de su suicidio a Horacio García Belsunce (h.), por lo que el fiscal Molina Pico dispuso que se le ponga una custodia. No obstante que el abogado de Pachelo, Roberto Ribas, entendió la medida como razonable, dijo que su cliente no iba a intentar atacar a la familia.

Ribas dijo que la mujer tomó esta decisión luego de que la semana pasada Carlos Carrascosa, marido de María Marta García Belsunce, resultó liberado pese a que es el principal sospechoso por el crimen de su esposa.

La autopsia realizada ayer en la Morgue Judicial confirmó el suicidio y determinó que la mujer había bebido whisky antes de lanzarse, dijeron las fuentes. Sus restos serán inhumados hoy en el cementerio de la Recoleta, en una bóveda familiar a pocos metros de donde descansan los restos de María Marta García Belsunce.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.