Escuelas cubiertas de afiches políticos

Un hecho repetido en cada campaña
(0)
14 de mayo de 2003  

Las fachadas de dos centenarias escuelas públicas de la ciudad de Buenos Aires volvieron a cubrirse en los últimos días de diversas capas de afiches con consignas políticas, situación que se reitera invariablemente en cada campaña electoral, sin que se encuentre una solución definitiva al problema.

Se trata de la Escuela N° 8 Nicolás Avellaneda, situada en Talcahuano 680, esquina Viamonte, en Retiro, y de la de la Escuela N° 7 Presidente Roca, situada en Libertad 581, esquina Tucumán, del barrio de San Nicolás, ambas pertenecientes al distrito escolar N° 1 de la ciudad.

"Lamentablemente, esto es habitual", dijo a LA NACION Regina Yassán, directora de la Escuela N° 8 desde 1993. La fachada del establecimiento, fundado en 1886, lucía ayer carteles que decían "no es la interna de un partido, es el futuro de la Argentina", pertenecientes a la fórmula Kirchner-Scioli. Otros rezaban "Menem almeja, se entierra por su propia lengua", en obvia referencia al contrincante de aquél.

"Hace unos años, pusimos carteles con dibujos de los chicos, para ver si así evitábamos las pegatinas, pero igual los taparon con afiches", relató Yassán. "Tratamos de limpiarlos con los auxiliares, pero nos es imposible porque no tenemos recursos ni humanos ni materiales. Ni siquiera tenemos lavandina", agregó.

La directora de la Escuela N° 7, Aída Acuña, también afirmó que "permanentemente pegan afiches, no sólo de partidos políticos, sino también de otras organizaciones. Lo que pasa -dijo- es que aprovechan que éste es un espacio valioso para promocionar todo tipo de cosas, ya que por aquí circula diariamente mucha gente".

Acuña agregó: "Sabemos que hay sanciones, porque el gobierno porteño se ocupa de aplicarlas (ver parte), pero evidentemente no causan efecto porque los carteles vuelven a aparecer". Algunos de los afiches pegados en el frente de la escuela, inaugurada en 1903, decían: "No lo indultes, decile nunca más", también de la fórmula oficialista. Además, había graffiti con consignas como "libertad a los presos políticos".

"La fachada debe estar presentable", opinó Acuña. "Es lo que corresponde -coincidió Yassán-, pero no podemos hacer nada", se lamentó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.