Escultura dañada, traspié inaugural

Un visitante tiró al piso, por accidente, una obra del artista mallorquín Bernardí Roig
(0)
14 de febrero de 2013  

La primera noticia de esta nueva edición de Arco, la feria de arte contemporáneo de Madrid, no está relacionada con las perspectivas de venta, sino con un accidente que terminó con una escultura averiada.

Ayer al mediodía, la obra Practices to suck the world , del artista mallorquín Bernardí Roig, sufrió cortes a la altura de los dos antebrazos cuando un visitante la derribó sin querer.

La escultura, un hombre blanco de unos 1,65 metros de altura con el pecho descubierto, la lengua afuera, dos luces de neón como pierna derecha, los brazos en la espalda atados, está compuesta por resina y otros materiales. Su valuación está estimada en 58.000 euros (cerca de 78.000 dólares).

La puesta de Bernardí Roig forma parte del stand de la galería Max Estrella, en el pabellón 10 de Arco, y el accidente se produjo en momentos en que visitaban el lugar el arquitecto británico Norman Foster y su esposa, la galerista y editora Elena Ochoa.

Según contaron algunos asistentes a Arco, tanto Bernardí Roig como el galerista Alberto de Juan se inquietaron por el suceso que obligó a retirar la escultura de exhibición para proceder a hacerle las reparaciones y recuperarla para el público.

Los costos de la restauración serán solventados por el seguro contratado por la galería Max Estrella y se estima que la obra podrá volver a exhibirse a partir de este mediodía en su estado original.

Paralelamente a la muestra en Arco, Bernardí Roig inauguró a fines de enero pasado El coleccionista de obsesiones , en la Fundación Lázaro Galdiano, en Madrid. La exhibición, que podrá visitarse hasta el 20 de mayo, deja en claro las obsesiones del artista como la incomunicación, la muerte y la soledad.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.