Esperaron cinco horas a que llegara la ambulancia

(0)
31 de diciembre de 2009  

(DyN).- Un grupo de médicos fue separado de sus cargos para determinar qué responsabilidad tuvieron en la tardanza de más de cinco horas en la llegada de una ambulancia para atender a un niño de tres años que había sido baleado en la cabeza, en una zona humilde de Ingeniero Budge.

El Ministerio de Salud bonaerense abrió un sumario para determinar por qué se produjo la demora, pero indicó que los primeros registros de la auditoría deslizaban problemas para conseguir una ambulancia de alta complejidad.

Al mismo tiempo, el médico Adrián Tarditti, director de Emergencias Médicas de la provincia, dijo que se revisan las comunicaciones telefónicas que hubo entre los profesionales y los radiooperadores para saber por qué el traslado no se hizo con urgencia.

"La Argentina está aletargada, dormida. Reaccionamos cuando la ambulancia no llegó, cuando ya se inundó un territorio... Creo que el gobierno y la comunidad tenemos que hacer esa reflexión que no terminamos de hacer, preguntarnos qué hace un arma a metros de un chico de 3 años", dijo el titular de la Red Solidaria, Juan Carr.

El hecho ocurrió ayer, cuando un joven de 18 años conversaba con un amigo de 16 en la calle Tucumán 1332, casi esquina Laprida.

Según dijeron a DyN fuentes policiales, "el adolescente extrajo de sus ropas un revólver para mostrárselo a su amigo y el arma se disparó accidentalmente. El proyectil ingresó en una casa por la ventana y el tiro le dio en la frente al sobrino" del joven de 18 años.

Asustado, el adolescente del revólver se escapó. El niño fue llevado al Hospital Alende, de Ingeniero Budge. En la guardia pediátrica, los médicos le hicieron las primeras curaciones y ordenaron trasladarlo al hospital Garrahan, de la Capital, pero la ambulancia demoró más de cinco horas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.