Verano 2006: hay 90 por ciento de ocupación en hoteles del valle mendocino. Esquiar en Las Leñas, la gran atracción