Estructura psicopática perversa: qué dice la pericia psicológica del cura Lorenzo

(0)
17 de diciembre de 2019  • 12:04

El sacerdote Eduardo Lorenzo , acusado de abuso sexual, y que se suicidó ayer , tenía una organización psíquica compleja que encubría "una estructura psicopática perversa", según el informe que emitió hace una semana la Oficina Pericial Forense de la provincia de Buenos Aires .

Según la pericia psicológica que encargó la Justicia, Lorenzo necesitaba que otros lo idolatraran y enaltecieran su autoestima. Su personalidad tenía características de manipulación, elevado autoconcentramiento y egocentrismo.

Luego de conocer esta información, la fiscal Ana Medina pidió ayer que fuera detenido. Pocas horas después, el sacerdote fue hallado muerto en su habitación de Cáritas de La Plata. Según las primeras informaciones, se habría suicidado de un disparo.

Eduardo Lorenzo (59) fue capellán del Servicio Penitenciario Bonaerense durante 14 años, organizó grupos de jóvenes con los boy scout y fue párroco de distintas iglesias de Gonnet, Berisso y Olmos. Las denuncias en su contra son de larga data.

La primera causa la inició un ex policía llamado Julio César Frutos. El 20 de agosto de 2008, la víctima, su ahijado León, era menor de edad. En ese momento León declaró que había sufrido abusos sexuales por parte del cura Lorenzo. La causa estuvo casi parada durante diez años. Hasta que el abogado Juan Pablo Gallego tomó el caso y le pidió al fiscal general de La Plata, Héctor Vogliolo, su reapertura. Gallego patrocinó a las víctimas del Padre Julio César Grassi, condenado en 2009 a 15 años de prisión por violar a un menor en la Fundación Felices los Niños.

"Yo no soy un pedófilo ni cometí ningún acto que sea indigno de ser cura. Tengo defectos como cualquiera, pero no estas perversiones, que siempre condeno y condené. Estoy demolido, estoy en un momento de mi vida espantoso", dijo Lorenzo ante la consulta de LA NACION una semana atrás, antes de saber que lo iban a detener.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.