A fondo. Estudiar en casa: la opción antisistema de 2000 familias