Evitar el trabajo infantil, el fin declamado