Falsa alarma de bomba en el edificio de la AMIA

La llamada anónima se recibió en el Comando Radioeléctrico
(0)
5 de diciembre de 2001  

El edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) fue revisado minuciosamente ayer por expertos en explosivos después de que el Comando Radioeléctrico de la Policía Federal recibió una amenaza de bomba contra la entidad, que finalmente resultó falsa.

El edificio fue destruido en 1994 en uno de los atentados más sangrientos del país, en el que murieron 85 personas y cientos resultaron heridas.

Según el titular de la seccional 5a. de la Policía Federal, comisario Oscar Gramatti, los efectivos utilizaron perros amaestrados para revisar distintos sectores del edificio de Pasteur 633.

Durante casi tres horas la calle Pasteur entre el 600 y el 700 estuvo cortada al tránsito por "precaución", aunque no hubo evacuación del edificio y el personal trabajó normalmente.

El vicepresidente de la AMIA, Luis Steimberg, dijo que quien hizo la amenaza "se oculta detrás de la cobardía anónima tendiente a crear pánico. Por eso no hubo orden de evacuación y todos los que allí trabajan estuvieron totalmente tranquilos".

Además, señaló que, "por las circunstancias que se viven en el mundo, hay que tomar algunas precauciones", y destacó que personal de seguridad de la AMIA también revisó el edificio.

Casa de Gobierno

El llamado fue recibido minutos después de las 12.15 en el conmutador del Comando Radioeléctrico. Ayer, casi a la misma hora, la misma repartición de la Policía Federal recibió también una comunicación que daba cuenta de una bomba en la Casa de Gobierno, que también resultó una falsa alarma.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.