Federico Pippo terminó en un neuropsiquiátrico

(0)
29 de diciembre de 2001  

LA PLATA.- Federico Pippo, que hace más de 15 años estuvo preso, junto a su hermano y su madre, imputado por el brutal crimen de su esposa, Aurelia "Oriel" Briant, fue internado en el hospital neuropsiquiátrico de Melchor Romero, luego de que la policía lo encontró deambulando desorientado por las calles de City Bell.

El ex policía, de 58 años, había sido visto en la noche del jueves último caminando entre los autos por el Camino General Belgrano y calle 467, sin advertir lo riesgoso que era. Un móvil del Comando de Patrullas lo vio y a raíz del estado de abandono total de su persona y desorientación, se resolvió llevarlo a la comisaría.

Tras cumplimentarse la averiguación de identidad de Pippo, se lo trasladó al Cuerpo Médico, donde se comprobó que se enredaba en incoherencias y contradicciones. En el neuropsiquiátrico se estableció que Pippo padece una alteración mental que reviste peligro para sí mismo y para terceros, por lo que se decidió internarlo.

El hombre residía en una vivienda de City Bell junto a tres de sus cuatro hijos, ya que su hija mayor vive con su tía Denise Briant en la ciudad de Campana.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.